José Luis López

Indicadores claves alertan sobre fuertes turbulencias en el mercado de divisas

Posted on: marzo 15, 2011

 

  • Por Neil Shah (WSJ)

NUEVA YORK—Los operadores en el mercado de opciones están entrando en pánico ante la posibilidad de fluctuaciones en los tipos de cambio a medida que la creciente crisis nuclear en Japón nubla la recuperación económica mundial.

El martes, luego de días de minimizar el enorme terremoto, el tsunami y los problemas en las plantas nucleares japonesas, indicadores clave en el mercado de opciones de divisas están emitiendo señales de alarma. La actividad del mercado sugiere que los inversionistas prevén mucha más volatilidad en el yen japonés de lo que anticipaban el lunes. Las monedas como el yen, el franco suizo y el dólar, a las que los inversionistas usualmente recurren en momentos de crisis, están encontrando compradores en tanto que inversiones más riesgosas como los dólares australianos y canadienses están bajando.

Una incógnita sobre el dólar australiano es si el banco central del país recortará las tasas de interés de referencia, en respuesta al impacto económico de la crisis nuclear japonesa, como algunos operadores del mercado de bonos australianos ahora esperan.

Los inversionistas en monedas no son los únicos preocupados. El índice Nikkei cayó 11% mientras que el Promedio Industrial Dow Jones ha retrocedido casi 2%. El petróleo ha bajado mientras que los precios de los bonos estadounidenses, considerados un refugio seguro, han aumentado. La preocupación: la crisis nuclear japonesa se saldrá de control, amenazando con crear pánico en los mercados cambiarios y alimentando los temores de que los problemas en la tercera economía del mundo obstaculizarán el crecimiento global.

[Forex]

Sin embargo, si se desvanecen los temores de una sacudida financiera más amplia, algunas monedas más riesgosas como el dólar canadiense y la corona sueca podrían fácilmente revertir sus pérdidas recientes, dicen los analistas.

Las expectativas del mercado respecto a la volatilidad en la tasa de cambio dólar-yen para abril subieron de 11,6% en la noche del lunes a 13,9% el martes, antes de caer a 13,1%. Las expectativas de volatilidad en la relación euro/yen llegaron a 13,9%. El lunes se ubicaban en 9,8%, después de llegar hasta 14,4%.

En una repetición de la respuesta del mercado a las crecientes tensiones en Medio Oriente, los inversionistas en monedas están respondiendo con retraso a la creciente preocupación respecto a la capacidad de Japón de evitar fusiones nucleares en varios reactores.

"Basados en nuestra experiencia, en períodos libres de riesgos extremos el mercado de las monedas extranjeras responde tarde", dijo en un informe el martes David Bloom, jefe global de estrategia para los mercados de cambio en HSBC.

En los últimos días, la moneda japonesa ha incrementado su valor ante la expectativa de que las compañías niponas tendrán que vender dólares y comprar yenes para pagar los costos relacionados con el desastre. Los inversionistas también prefieren el yen durante tiempos de estrés, dado que Japón es un país rico que depende principalmente de los inversionistas locales para que prestan dinero al gobierno, lo que lo hace una apuesta tradicionalmente segura para los inversionistas.

El martes, el yen había avanzado casi 1% y un dólar se cambiaba a 80,84 yenes.

Hasta ahora, sin embargo, los avances se han visto limitados por los temores de que el banco central japonés podría intervenir en los mercados cambiarios para debilitar al fuerte yen, lo que hace que los productos japoneses sean más caros en el extranjero y profundice los problemas económicos del país. La confianza podría estar erosionándose, con pocas señales de intervención hasta el momento.

"La volatilidad está saltando, especialmente para la relación dólar-yen", dice Chris Turner, un analista del banco holandés ING. "Creo que representa el temor de que la relación de un dólar por 80 yenes no es tan sólida como se pensaba en un principio".

Otro indicador clave en el mercado de divisas, llamado el "riesgo reversible", sugiere que hay una creciente parcialidad a las opciones de compra de yenes en lugar de a las opciones de venta. Las opciones de compra les dan a los inversionistas el derecho, pero no la obligación, de comprar una moneda en el futuro; las opciones de venta les dan el derecho a vender. "El costo de asegurarse contra el (un yen más fuerte) está subiendo", dijo Turner, de ING.

Otra diferencia respecto al lunes: las preocupaciones respecto a la crisis nuclear de Japón se han colado en otras monedas riesgosas como el euro y el dólar australiano, debido a los temores respecto al crecimiento económico global.

Las expectativas de volatilidad para tres meses para la relación dólar australiano/yen subieron a 15% en comparación con 12,5% el lunes. El dólar australiano ha caído 3,2% frente al yen.

"El terremoto japonés, el tsunami y el accidente nuclear son un impacto negativo para la economía mundial", dice Marc Chandler, un analista de monedas en Brown Brothers Harriman de Nueva York. "Esto también podría alentar la venta de euros, coronas suecas, la libra esterlina y los dólares de Australia y Canadá".

Sin embargo, algunos analistas creen que los recientes acontecimientos en las divisas podrían ser temporales.

Refiriéndose a las caídas en las monedas de Canadá y Noruega, analistas de Citigroup Inc. dijeron el martes que: "Estos movimientos deben entenderse como simples liquidaciones que se revertirán rápidamente una vez que la marea metafórica empiece a bajar".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

marzo 2011
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: