José Luis López

Los bancos españoles maniobran para seguir siendo rentables

Posted on: octubre 26, 2010

Por Sara Schaefer Muñoz

Los bancos españoles están vendiendo sucursales valiosas y buscando la ayuda del gobierno para encontrar inquilinos para las viviendas embargadas en su poder, como parte de sus esfuerzos por apuntalar sus ganancias en medio del trauma provocado por el deterioro de sus portafolios y otros problemas.

Ante la caída de sus márgenes de ganancia, los bancos españoles de todos los tamaños, desde colosos como el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA (BBVA) hasta las pequeñas entidades regionales de ahorro, conocidas como “cajas”, están siguiendo estos pasos a medida que sienten la presión de los altos costos de financiamiento y otros males.

Una de las tácticas más usadas es la venta y posterior alquiler de sucursales, que les permite contabilizar una rápida ganancia en sus libros, que pueden usar para absorber pérdidas. Además, los bancos están luchando encarnizadamente por obtener depósitos. Algunas instituciones, como el Banco Popular y el Banco Sabadell ofrecieron recientemente una tasa de interés anual de 4,5%.

El uso de estas maniobras indica que los bancos españoles todavía están bajo presión a pesar de haber aprobado las denominadas “pruebas de resistencia” realizadas en julio.

El costo de emitir bonos en el mercado, por ejemplo, sigue siendo alto: deben ofrecer 2% más que la tasa de referencia para los bancos, comparado con apenas 0,20 punto porcentual antes de la crisis de la deuda europea, según un estudio de los analistas de Barclays Carlos Cobo y Tom Rayner.

En tanto, el 20% de desempleo en España y la persistente debilidad del mercado inmobiliario han llevado a un deterioro de la cartera de créditos y a un lento crecimiento en la colocación de préstamos.

[Bancos]Sipa Press

En respuesta, los bancos están utilizando crecientemente la venta y posterior alquiler de oficinas para reforzar sus defensas frente a posibles pérdidas. En los resultados que difundirá el miércoles, BBVA probablemente registre una ganancia de 223 millones de euros (US$325 millones) por la venta y alquiler de 153 oficinas y dos edificios a un consorcio de inversiones inmobiliarias encabezado por RREEF, una filial de Deutsche Bank AG, que apuntalará las provisiones para cubrir préstamos incobrables.

El Banco Sabadell, el quinto prestamista público de España por valor de mercado, completó un acuerdo por 403 millones de euros (US$562 millones), por el cual vendió y luego alquiló 378 oficinas y otras propiedades a Moore Park Capital Partners LLP. Ahora está en conversaciones para realizar otro acuerdo para vender y alquilar algunos de sus edificios de oficinas en Barcelona y otras ciudades.

[Bancos]

Caja Madrid, uno de los principales bancos de ahorro, busca acuerdos similares, luego de que hiciera ventas de oficinas el año pasado y de que haya llegado a un acuerdo por 108 millones de euros (US$150,6 millones) para vender y luego alquilar inmuebles con una división del fondo alemán S.E.B Asset Management AG en mayo pasado. Actualmente está en conversaciones con inversionistas para vender un paquete más grande de oficinas, valoradas en 300 millones de euros (US$418 millones), según un portavoz.

Estas decisiones tienen lugar en momentos en que los créditos morosos en España llegaron en agosto a un nivel récord de 102.500 millones de euros (US$143.000 millones), lo que podría poner todavía más en peligro la calificación crediticia de las instituciones financieras del país, dijo el lunes la calificadora de riesgo Moody’s Investors Service. Los créditos en mora llegaron al mayor nivel como porcentaje del total desde 1996 al ubicarse en 5,6%, señaló la agencia en un estudio.

Algunos analistas dicen que estas tácticas son una forma insostenible de mantener a raya las pérdidas y podrían retrasar la recuperación de la banca española. “Hay que preguntar: ¿hasta qué punto pueden seguir haciendo eso? ¿Cuántas sucursales pueden vender?”, dice Andrew Lim, analista de bancos para Matrix Corporate Capital LLP, en Londres. “Es una manera de retrasar el reconocimiento de pérdidas”, considera.

Los analistas consideran que estos asuntos pesarán sobre los resultados de los dos mayores bancos españoles, el BBVA y el Santander, que anunciarán sus resultados el miércoles y el jueves, respectivamente.

Sin embargo, estos bancos están mejor posicionados para resistir las presiones sobre sus márgenes y los créditos incobrables en España gracias a la diversificación global de sus negocios en América Latina, Estados Unidos y otros mercados.

Los ejecutivos de los bancos no esperan una solución rápida de los problemas. “El escenario competitivo para 2011 no es mejor que el de 2010”, dijo recientemente José García Cantera, presidente ejecutivo de Banesto.

Por Sara Schaefer Muñoz

Los bancos españoles están vendiendo sucursales valiosas y buscando la ayuda del gobierno para encontrar inquilinos para las viviendas embargadas en su poder, como parte de sus esfuerzos por apuntalar sus ganancias en medio del trauma provocado por el deterioro de sus portafolios y otros problemas.

Ante la caída de sus márgenes de ganancia, los bancos españoles de todos los tamaños, desde colosos como el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA (BBVA) hasta las pequeñas entidades regionales de ahorro, conocidas como “cajas”, están siguiendo estos pasos a medida que sienten la presión de los altos costos de financiamiento y otros males.

Una de las tácticas más usadas es la venta y posterior alquiler de sucursales, que les permite contabilizar una rápida ganancia en sus libros, que pueden usar para absorber pérdidas. Además, los bancos están luchando encarnizadamente por obtener depósitos. Algunas instituciones, como el Banco Popular y el Banco Sabadell ofrecieron recientemente una tasa de interés anual de 4,5%.

El uso de estas maniobras indica que los bancos españoles todavía están bajo presión a pesar de haber aprobado las denominadas “pruebas de resistencia” realizadas en julio.

El costo de emitir bonos en el mercado, por ejemplo, sigue siendo alto: deben ofrecer 2% más que la tasa de referencia para los bancos, comparado con apenas 0,20 punto porcentual antes de la crisis de la deuda europea, según un estudio de los analistas de Barclays Carlos Cobo y Tom Rayner.

En tanto, el 20% de desempleo en España y la persistente debilidad del mercado inmobiliario han llevado a un deterioro de la cartera de créditos y a un lento crecimiento en la colocación de préstamos.

[Bancos]Sipa Press

En respuesta, los bancos están utilizando crecientemente la venta y posterior alquiler de oficinas para reforzar sus defensas frente a posibles pérdidas. En los resultados que difundirá el miércoles, BBVA probablemente registre una ganancia de 223 millones de euros (US$325 millones) por la venta y alquiler de 153 oficinas y dos edificios a un consorcio de inversiones inmobiliarias encabezado por RREEF, una filial de Deutsche Bank AG, que apuntalará las provisiones para cubrir préstamos incobrables.

El Banco Sabadell, el quinto prestamista público de España por valor de mercado, completó un acuerdo por 403 millones de euros (US$562 millones), por el cual vendió y luego alquiló 378 oficinas y otras propiedades a Moore Park Capital Partners LLP. Ahora está en conversaciones para realizar otro acuerdo para vender y alquilar algunos de sus edificios de oficinas en Barcelona y otras ciudades.

[Bancos]

Caja Madrid, uno de los principales bancos de ahorro, busca acuerdos similares, luego de que hiciera ventas de oficinas el año pasado y de que haya llegado a un acuerdo por 108 millones de euros (US$150,6 millones) para vender y luego alquilar inmuebles con una división del fondo alemán S.E.B Asset Management AG en mayo pasado. Actualmente está en conversaciones con inversionistas para vender un paquete más grande de oficinas, valoradas en 300 millones de euros (US$418 millones), según un portavoz.

Estas decisiones tienen lugar en momentos en que los créditos morosos en España llegaron en agosto a un nivel récord de 102.500 millones de euros (US$143.000 millones), lo que podría poner todavía más en peligro la calificación crediticia de las instituciones financieras del país, dijo el lunes la calificadora de riesgo Moody’s Investors Service. Los créditos en mora llegaron al mayor nivel como porcentaje del total desde 1996 al ubicarse en 5,6%, señaló la agencia en un estudio.

Algunos analistas dicen que estas tácticas son una forma insostenible de mantener a raya las pérdidas y podrían retrasar la recuperación de la banca española. “Hay que preguntar: ¿hasta qué punto pueden seguir haciendo eso? ¿Cuántas sucursales pueden vender?”, dice Andrew Lim, analista de bancos para Matrix Corporate Capital LLP, en Londres. “Es una manera de retrasar el reconocimiento de pérdidas”, considera.

Los analistas consideran que estos asuntos pesarán sobre los resultados de los dos mayores bancos españoles, el BBVA y el Santander, que anunciarán sus resultados el miércoles y el jueves, respectivamente.

Sin embargo, estos bancos están mejor posicionados para resistir las presiones sobre sus márgenes y los créditos incobrables en España gracias a la diversificación global de sus negocios en América Latina, Estados Unidos y otros mercados.

Los ejecutivos de los bancos no esperan una solución rápida de los problemas. “El escenario competitivo para 2011 no es mejor que el de 2010”, dijo recientemente José García Cantera, presidente ejecutivo de Banesto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

octubre 2010
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: