José Luis López

El uso de CFD para proteger las inversiones en acciones

Posted on: julio 1, 2010

Los inversores en acciones y CFD de éxito saben que proteger su dinero es casi tan importante, sino más, que obtenerlo con una negociación ya que es necesario para ganar más, por lo que harán cuanto sea conveniente para cuidarlo. La cobertura es una técnica de negociación que le permite hacer esto cuando se produzcan pérdidas repentinas o imprevistas.
Asimismo, le aporta una mayor flexibilidad y le permite mantenerse en operaciones de las que en otros supuestos se habría visto obligado a salir tras notables caídas. Quizá el mayor beneficio sea que no tiene que proteger cada una de las negociaciones, puesto que tiene la posibilidad de aplicarla a casi cualquier transacción en cualquier momento.
Los CFD de acciones pueden utilizarse como parte de una estrategia de cobertura para ayudar a proteger las posiciones existentes así como su cartera íntegra. Puesto que es un producto marginal, puede utilizar la característica de apalancamiento para salvaguardar el valor total de la posición de un activo sin tener que asumir para ello un pago up-front muy alto.

Cobertura de una única acción
Esta es una conocida estrategia de cobertura que combina la negociación en acciones y en CFD, que consiste en la cobertura de la posición de un único papel en época de turbulencias en el mercado.
Imagine que en la actualidad es titular de 10.000 acciones de ABC Bank. Estamos en noviembre de 2007 y prevé que se enfrente a determinados problemas a corto plazo debido a la restricción crediticia derivada de las dificultades por las que atraviesa el mercado interior estadounidense. No obstante, cree que la debilidad es a corto plazo y que es una inversión sólida a largo plazo.
Inicialmente, las compró 5,82 dólares cada una en noviembre de 2005 por un total de 58.200. En la actualidad, cotiza entre 7,20 y 7,40 pero, ante la amenaza de la crisis, estima que se producirá una pérdida significativa a corto plazo que quizá la sitúe en niveles tan bajos como aquellos en los que fluctuaba cuando ingresó.
No obstante, sus perspectivas apuntan a que encontrará soporte, cambiará de tendencia y reanudará la senda alcista. Pero como no sabe con certeza si el mercado fluctuará al alza o a la baja, decide cubrirse en lugar de venderla. Para esto, decide deshacerse de un número equivalente de CFD al precio de mercado actual para compensar su operación en acciones y crear una cobertura.
En este supuesto, entrega 10.000 CFD de ABC Bank a 7,40 dólares. Gracias a que este instrumento le permite el apalancamiento, únicamente tendrá que aportar el 10% del valor total, siendo el coste de 7.400 dólares (10.000 acciones x 7,40 dólares por acción x 10% = 7.400 dólares).
A partir de aquí, pueden darse tres situaciones: El precio de la acción puede subir, bajar, o mantenerse donde está. Si se da la primera, esto se traducirá en una ganancia en su negociación en acciones que se compensará con una pérdida en la de CFD.
Por ejemplo, si el valor se incrementa desde 7,40 hasta 8,40 dólares obtendrá una ganancia de 10.000 de su operación con ABC Bank, pero perderá también 10.000 de la otra. En este punto, si en su opinión la cotización del papel va a seguir creciendo, puede retirar la cobertura recomprando los CFD.
Si el precio de la acción baja, se traducirá en un beneficio en su negociación en CFD que se compensará con una pérdida en las otras. Por ejemplo, si cae desde 7,40 hasta 6,40 dólares obtendrá una ganancia de 10.000 con la cobertura, pero perderá lo mismo con los papeles de la firma.
En este punto, si cree que la cotización de la empresa está a punto de cambiar de sentido y de reanudar su anterior tendencia, puede deshacer la estrategia recomprando estos instrumentos nuevamente.
Si el precio de la acción se mantiene constante no obtendrá ni ganancias ni pérdidas en ninguna de las dos. Por ejemplo, si el valor es constante en 7,40 libras, los papeles no le darán beneficio y las pérdidas con los CFD tampoco existirán.
Ante esta situación, si ve que la cotización está a punto de cambiar de sentido y de reanudar su anterior tendencia, puede retirar la cobertura comprando de nuevo los CFD que vendió. Con independencia de la fluctuación de la compañía, el resultado de esta estrategia será el haber obtenido beneficios a partir del punto en el que la establezca.

http://www.saladeinversionamerica.com/formacion/uso-cfd-proteger-inversiones-acciones-formacion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

julio 2010
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
A %d blogueros les gusta esto: