José Luis López

¿Qué es el Sharpe Ratio?

Posted on: abril 26, 2009

El Sharpe Ratio o índice de Sharpe se define como la relación existente entre el beneficio adicionales de un fondo de inversión, medido como la diferencia entre la rentabilidad del fondo y la rentabilidad de un activo sin riesgo, y su volatilidad, medida como su desviación típica. Entendemos como activo sin riesgo, la rentabilidad de la deuda pública a corto plazo del área geográfica que más se asimile a los activos en los que invierte el fondo.

El Sharpe ratio expresa la prima de rentabilidad obtenida por cada unidad de riesgo soportado por el fondo.

El Sharpe Ratio fue desarrollado por el Premio Nobel William Forsyth Sharpe, de la Universidad de Stanford.

¿Cómo calcular el Sharpe Ratio?

Como hemos visto, mide numéricamente la relación Rentabilidad/Volatilidad histórica (desviación estándar) de un fondo de inversión.

Sharpe Ratio

Conclusiones del valor numérico del Sharpe:

  • Cuanto mayor es el Sharpe ratio, mejor es la rentabilidad del fondo en relación a la cantidad de riesgo que se ha tomado en la inversión.
  • Si el ratio de Sharpe es negativo, indica un rendimiento inferior al de la rentabilidad sin riesgo.
  • Todo ratio de Sharpe inferior a uno supone que el rendimiento del activo es inferior al riesgo que estamos asumiendo al invertir en le mismo.
  • Cuando la volatilidad del fondo es grande, asumimos más riesgo; mayor es el denominador de la ecuación y menor es el Sharpe ratio, a no ser que el rendimiento del fondo compense esa mayor volatilidad.

¿Qué importancia tiene el Ratio Sharpe en nuestra decisión de inversión?

Analizar si es adecuada la relación rentabilidad/riesgo de una inversión

Si utilizamos el Sharpe ratio para mostrar hasta qué punto el retorno de una inversión compensa al inversor por la asunción de riesgo. Un error frecuente en el momento de elegir un fondo es que solemos medir la calidad de un fondo simplemente mirando los datos de rentabilidad, pero casi nunca se tiene en cuenta el factor riesgo. Yo me incluyo en esta afirmación, y es que a la mayoría nos suele llamar la atención una rentabilidad elevada, pero muy pocas veces nos paramos a pensar cuánto riesgo se asume para conseguirla.

Imaginemos un fondo de renta variable emergente y otro de renta variable europea. Un fondo no es mejor solo por el hecho de haber conseguido una rentabilidad superior en un periodo de tiempo determinado. Para juzgar la calidad de un fondo, habría que tener en cuenta, además de la rentabilidad, el factor de riesgo. Siguiendo el ejemplo anterior, el fondo que invierte en emergentes tiene una mayor volatilidad, lo que se debería traducir en una mayor rentabilidad. Al ser su riesgo muy superior, también tenemos que asumir la probabilidad de sufrir mayores perdidas.

Es ahí justamente donde entra el Sharpe Ratio, es justamente lo que nos mide: la relación entre ambos factores, rentabilidad y riesgo.

Comparar distintos fondos dentro de una misma categoría

Si estamos dudando entre elegir un fondo u otro uno de los factores que podemos tener en cuenta es cuál de ellos presenta un mayor Sharpe Ratio. El fondo con Sharpe Ratio más alto será aquel que nos proporciona un mayor retorno para un mismo nivel de riesgo.

El Sharpe Ratio junto con el ratio de Treybor y el alfa de Jensen, se utilizan con frecuencia para valorar el comportamiento de los activos de una cartera o para comparar la eficacia de distintos gestores de fondos.

Vamos a ilustrar esto con un ejemplo, fijémonos en los datos de la tabla:

Rentab. 1 año

Volatilidad 1 año

Letras 3 meses

Sharpe Ratio

Mínimo año

Máximo año

Fondo S

18%

15%

5%

(18-5)/15

=0,86

-6%

21%

Fondo G

25%

24%

5%

(25-5)/24

= 0,83

-15%

33%

En este ejemplo vemos dos fondos que invierten en renta variable europea, ahora analizamos su ratio Sharpe y cual sería mejor según este ratio.

El fondo S tiene una rentabilidad menor a la del fondo G, pero tiene un mayor Sharpe ratio. Es interesante, puesto que esto nos confirma que su volatilidad ha sido menor, es decir, ha oscilado menos, ha tenido menos altibajos. Es decir, aunque la rentabilidad ha sido menor, mientras en el peor momento el fondo G perdía un 15%, el fondo S lo hacía un 6%.

El Sharpe ratio nos sirve para comparar entre sí dos o más fondos de inversión, que tengan las mismas características.

Así pues, el Sharpe ratio es una variable que sirve para valorar la calidad de un fondo de inversión, comparándolos con los del mismo tipo. No es conveniente comparar Sharpe ratios de distintas categorías, puesto que este análisis nos puede llevar a confusiones, debido a que la rentabilidad y al volatilidad no pueden ser comparables en un fondo de renta variable, o un fondo de renta fija a corto.

Por ultimo, solo me resta comentar que aunque el Sharpe es una buena herramienta para analizar el ratio rentabilidad riesgo, este debe complementarse con otros datos para la toma de decisión de entrada en un fondo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

abril 2009
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: